Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.
Blog navegación

Últimas entradas del blog

EcuadorianHands planta más árboles de Palo Santo

975 Visitas 4 Gustó

Con mucha emoción luego de tanto tiempo esperando, he podido experimentar una jornada de reforestación con una participación de muchas personas, seres que al igual que yo, sienten el deseo de dar un poco más por el cuidado de la madre naturaleza. En esta ocasión, en el día nacional del árbol en Ecuador. Desde temprano, nos encontramos en el punto de convocatoria para formar parte de la actividad de Manta Reverdece, organizado por el municipio del cantón Manta.

Estaba algo nerviosa, era la primera vez que participaba en una actividad masiva de reforestación con el equipo. Normalmente, nuestras actividades de reforestación se vieron limitadas en el aforo por consecuencia de la pandemia del COVID-19. Pero nunca paramos de hacer investigación y de recorrer nuestros bosques. Y ahora ver tanta gente reunida, es fascinante, se siente una energía enorme y bella. 

Eran las 09h00, y comenzamos la jornada, habían más de 500 árboles de distintas especies, es importante mencionar que, el lugar donde íbamos a reforestar es una zona de bosque seco por ello, las especies deben ser acordes a este ecosistema, para no crear la reinserción de especies no nativas que ocasiones el desequilibrio en este ecosistema. 

Al principio no entendía cómo nos íbamos a organizar, un poco quieta y mirando con sigilo, con mis compañeros estábamos a la expectativa de saber en qué lugar nos tocaría sembrar nuestros arboles. En un momento, ya todo fue fluyendo orgánicamente, no dijeron dónde irían nuestros arboles de Palo Santo. Y nos pusimos manos a la obra.

Distribuidos en equipos de aproximadamente 15 personas, llevamos nuestros arbolitos de Palo Santo a los hoyos previamente hechos, puesto que, dentro del plan de reforestación estaba contemplado la implementación de riego por goteo, mismo que dotaría de agua a los arbolitos sembrados. Esto, para seguir el proceso del crecimiento de los árboles y continuar manteniendo el inicio de la vida de estos arbolitos.

Cada uno de nuestros arbolitos es fruto de mucho trabajo, desde la recolección de las semillas, el secado, luego la germinación, y su cuidado durante tres años, solo allí, ya son unos arbolitos lo suficientemente fuertes para ser trasplantados y sobrevivir. Algo que a mí me llama mucho la atención de esta especie, es su forma aguerrida de sobrevivir, si pueden observar en las imágenes, muchos de los arbolitos no tienen hojas. Esto, no es algo de lo que debamos preocuparnos, pues el Palo Santo, suele tener hojas en la época invernal y a medida que llega el verano en el Ecuador, se va despojando de sus verdes hojas, ¡una locura! Pero es algo normal en muchas especies de los bosques secos. 

Durante la jornada, también colaboré sembrando otros árboles que formaban parte de esta jornada de reforestación, con mis compañeros disfrutamos entre risas y anécdotas del bosque recordando las cosas que nos habían pasado. También, nos deteníamos a conversar con otros voluntarios en intercambiar experiencias, entre ellas, me encontré a la señora Carmen Zambrano, una señora de unos aproximadamente 60 años, de quien me asombró su temple para seguir el ritmo de la jornada, ella, de estatura baja, algo ancha pero muy ágil, sembraba los árboles como si fuera un arte. Pues con mucho cuidado se coloca el arbolito en el hoyo, y con cuidado iba cubriendo con la tierra de alrededor las raíces del árbol, luego cogía un poco de abono y lo depositaba alrededor del arbolito, ella me decía: “Niña no se olvide de colocar el abono a sus arbolitos, que así van a sobrevivir y crecer grandes”.

Estuvimos charlando, ella me ayudó a colocar el abono a algunos árboles, y luego acompañó a mi compañero Jean Carlos a colocar más abono a otros árboles así continuó hasta despedirse de nosotros y continuar con otros grupos. Hacía sol y el calor estaba presente aún sigo contemplando en mi mente la fortaleza que tienen algunas personas de seguir ayudando al planeta y eso me motiva a reafirmar que sigo por buen camino. 

En un momento me dediqué a fotografiar, creo que es bonito recordar las cosas buenas que vivimos y esta ocasión no fue la excepción. Saben que es lo más bonito, yo solo conocía a tres personas allí, los cuales son mis compañeros de trabajo, pero entre tantas personas, experimenté la calidez y confianza de desconocidos, podíamos conversar, compartir nuestros conocimientos, contarnos historias, aprendí que uno de los objetivos de estas jornadas de reforestación, es devolver a la ciudad de Manta, la mayor cantidad de árboles para así, poblar la ciudad con más puntos verdes para oxigenar el ambiente y sumar a la descontaminación.

Luego de sembrar nuestros árboles, Adrián el ingeniero del departamento de investigación de Ecuadorianhands, procedió a tomar la georreferenciación de cada punto donde fue sembrado nuestros arbolitos de Palo Santo, esto con el fin de monitorearlos constantemente y poder observar su crecimiento y cómo se va desarrollando, cabe recalcar que cada arbolito es importante, y merece recibir los cuidados que necesitan. Es parte de nuestra responsabilidad velar por ellos y vamos a visitarlos de ahora en adelante para observar su crecimiento.

Acabamos la jornada a las 12H00, fue gratificante, no saben lo bien que se siente ver pequeños arbolitos sembrados, yo imaginaba que los veía grandes y frondosos, haciendo mucha sombra, moviéndose al vaivén del viento. Y más adelante, dejando caer sus semillas y regenerar todo el territorio a su alrededor de forma natural.

El trabajo no para aquí, volveremos a ver nuestros árboles y les contaré que tal están. Queremos seguir estudiando los bosques secos, para protegerlos, para cuidar de ellos, este es un trabajo del que también ustedes forman parte. Con la compra de nuestros productos, ayudan a que podamos desarrollar más estudios, reforestar más árboles y poder seguir participando de iniciativas que tengan el mismo propósito que nosotros. Reforestar y regenerar los bosques secos de Manabí, cuna de nuestro árbol sagrado PALO SANTO.

¡Gracias a ti, porque hemos conformado un bello equipo!

Agradecemos a todos ustedes por consumir productos de origen sustentable y 100% ecofriendly como lo son el molido de Palo Santo, el aceite esencial, entre otros. Y en especial las pulseras mágicas de Palo Santo ayudan a financiar nuestro programa de investigación y reforestación.

Conoce más de las nuevas actividades que estamos desempeñando en nuestro programa de reforestación para continuar cuidando nuestros bosques secos donde habita el Palo Santo.

¿Te fue útil esta publicación?

Deja un comentario

Menú

Compartir

Ajustes